Deportes de combate, Mc Dojo

Myweather v.s. McGregor: El teatro del siglo…

Aún cuando siempre he creido que cuando hay dinero de por medio en el deporte no puedes esperar justicia o veracidad no podía dejar de verla.

Me impresionó la bolsa asegurada para McGregor; 75 millones de dólares más menos. Eso no lo ganaría ni reteniendo su título de la UFC por más de 30 años ya que por pelea de defensa obtiene aproximadamente 2.2 millones (http://www.univision.com/deportes/mcgregor-revela-la-millonaria-bolsa-que-ganara-ante-mayweather).

A partir de esa premisa y sabiendo lo buen empresario que es Myweather no se podía esperar otro resultado, pero lo que vimos ayer fue la campaña publicitaria más grande de la historia del boxeo.

Todos sabemos que Myweather es el mejor boxeador de nuestros tiempos, pero al común denominador de la gente le gustan los “peleadores” no los “boxeadores”, y si de algo carece Myweather es de carisma.

¿Qué es lo único que Myweather no había podido comprar? La simpatía del público del boxeo. Ayer intentó, con ayuda de un llamativo, popular e irreverente McGregor comprarla y le costó 75 millones.

¿De qué te sirve retirarte invicto, con un futuro en la opulencia económica y en el salón de la fama del boxeo si no eres un héroe?

Tomó la lista de todas las cosas que siempre le han criticado y fue en contra de ellas. Sóllo necesitaba alguien más bocón que él para completar la lista:

Las más sonadas: “Es un corredor, no un boxeador” y “Nunca tendrá el porte, técnica, entrega y valentía de un boxeador Mexicano”.

La primera fue fácil, McGregor está acostumbrado a lanzar golpes sin usar mucho la cintura y sin anunciarlos con el hombro y en eso se basa su efectividad como contragolpeador; el golpe que noquea no es el más fuerte sino el que no se ve venir.

Sumemos a esto que no esta acostumbrado al peso de los guantes y la cadencia de golpeo.

La segunda fue cambiar de estilo de pelea y coprar la frase más cara de la historia: “Esta noche volví a Myweather Mexicano” (https://www.sdpnoticias.com/deportes/2017/08/27/te-converti-en-mexicano-mcgregor-a-mayweather).

¿Qué coincidencia que pasando el límite de los 28 minutos pudieramos verle agotado no?

Claro, el sólo pelea máximo 5 rounds de 5 minutos, aún cuando en otras ocasiones no lo hemos visto es ese estado con peleas más demandantes.

¿Qué coincidencia que McGregor usara repentinamente golpes de Martillo no?

Cualquiera que hace cross training en MMA sabe controlar a la perfección sus técnicas basándose en las reglas; por eso son profesionales. Que el Réferi Byrd hiciera su parte en el teatro fue demasiado.

¿Qué coincidencia que MyWeather fallara golpes clave no?

Myweather es preciso y eficaz y falló, entrdocenas de otros, el golpe “final”. Si notan la tensión en sus músculos verán la falta de potencia. Sus caras hablan por si solas; Myweather peleando 10 rounds al intercambio y sin ninguna inflamación concordante.

¿Qué coincidencia que McGregor se apegara a su estilo y no le vieramos ni un solo golpe de poder verdad?

Su actuación fue impecable. Y al final ambos sacaron el mejor deportista que llevaban dentro. McGregor no tenía nada que perder porque toda la pelea se decidió en el terreno del boxeo. “Peleó 10 rounds con el mejor y lo venció su falta de experiencia”.

Myweather tenía todas las de ganar y por ello ensambló la mejor obra teatral publicitaria del mundo del Boxeo. Sólo falta ver si le funcionó.

 

Anuncios
Estándar
Arte marcial tradicional, Buenos maestros, defensa personal, Malos maestros, Mc Dojo

Ninjutsu… otra vez

Es de sabios cambiar de opinión y en mi caso por lo menos me gusta dar el beneficio de la duda.

El Ninjutsu siempre me parecerá turbio pero antes lo he dicho y lo reitero: olvidémonos de historias difíciles de comprobar y hablemos de lo que se hace y cómo se hace. Los antecedes curriculares son importantes, dan certeza y hablan de cierta garantía de calidad. Yo soy muy tradicionalista y aunque entiendo que cuando manejas una organización la publicidad es importante prefiero ser Otsuka y no Oyama.

El último post que hice (Lo sé, lo sé, siempre los temas de Ninjas se ponen buenos. Me apasiono mucho pero créanme que se reconocer cuando alguien tiene la razón) me dejó con un regusto amargo y decidí, para demostrar que no hay mala sangre en contra de los que practican Ninjutsu per sé, sino más bien en contra del sistema de “inflarse” y extraer dinero a los alumnos a partir de la ignorancia.

Hace casi veinte años me interesé por estudiar ninjutsu y lo que encontre en ese entonces no me gustó. Hace diez intenté leer e investigar mucho al respecto antes de generarme una opinión y encontré muchas falacias. Este año me he vuelto a empapar y los cambios me han agradado.

Empecemos con algunos puntos clave:

  • ¿Qué es un Ninja? (http://www.iganinja.jp/en/about/ninja.html) En el vínculo encontrarán un muy buen resumen que da mayor claridad sobre qué es en sí el ninjutsu y un ninja y porque los shurikens, kusarigama y otras armas no son “exclusivos” del ninjutsu. Si no le hayan muy bien al inglés pueden traducirla y queda más o menos entendible.
  • No hay, hoy en día, nadie que posea verdaderas pruebas de herencia del “Antiguo Ninjutsu”. Hablamos de 500 años de antiguedad y solo 3 textos antiguos referentes que no “enseñan” en si.
  • La tradición marcial japonesa de transferencia del conocimiento se hacía idealmente de padre a hijo, pero había quienes encomendaban a sus hijos a otros maestros o quienes solicitaban enseñanza de manera directa (muy difícil sin cartas de recomendación). Cuando se alcanzaba la maestría y el maestro autorizaba que el estudiante enseñara otorgaba “menkyo kaiden” (una licencia) y si un maestro encontraba a un heredero digno de su “Ryuha” (escuela) se daba el título de “Soke”. En la mayoría de los Koryu (escuelas antiguas) se entregaban como prueba “rollos” que describían lo anterior, del pincel del maestro, muchas veces con un sello oficial. ¿Cómo se evitaban las falsificaciones? Reputación, relaciones y habilidad. Todavía hoy en día es la única forma irrefutable; una vez manchado es muy difícil reponerse y menos sin humildad.
  • Hoy en día las escuelas u organizaciones de “Ninjutsu moderno” han optado por una reforma de sus métodos. Como se habló anteriormente Bujinkan enseña budo taijutsu, arte marcial tradicional de 9 ryuhas diferentes y mencionan que 3 de esas provienen del ninjutsu. Genbukan por su parte también enseña 18 ryuhas y Koryu Karate y se refieren mencionan que “representan factualmente” el arte del ninja. No ahondaré en otras escuelas porque estas son las que encuentras en méxico y me han parecido profesionales y transparentes. Ahora no usan indiscriminadamente el término Ninja y son muuuucho más cuidadosos con publicar o hacer declaraciones cosas polémicas o disputables. Way to go.
  • Hoy en día saber lo necesario de cierto ryuha para una certificación no es lo mismo que tener un alto nivel o tener una técnica impecable y, aunque no comprato estas prácticas, la necesidad de comercializar para sobrevivir en un mundo competitivo son evidentes. Cómo evalúan y por qué entregan grados Dan semipresenciales no es de mi incumbencia; cuestionar su calidad me parece importante.

El post anterior sobre Ninjas que no saben matemáticas al parecer logró que se corrigiera la página y es más clara. Díganme Troll si quieren pero salió algo bueno.

En fin, hoy en día el arte marcial moderno es ecléctico y por lo mismo no habla de “linajes”, más bien de influencias.

Sin el Danzan-Ryu y el  Kosho-Ryu Kenpo el arte marcial en américa no sería lo mismo aún cuando sus linajes son turbios y lo mismo pasa con las escuelas de Ninjutsu.

A manera de disculpa voy a retirar los posts que podrían considerarse ofensivos, sarcásticos o condescendientes sobre ninjutsu.

El punto de vista de los lectores es correcto. No debería juzgar a los que están haciendo esfuerzo y, con mayor o menor lucro, enseñando artes marciales aún cuando su metodología no me convenza.

Mis sinceras disculpas para aquellos que pudieron sentirse aludidos.

Estándar
Deportes de combate

Pelea sucia…

Cuando eres prepúber o adolescente, inclusive hoy en día y almenos una vez en tu vida, no puedes escapar de una agresión física.

La noticia corre por la escuela como fuego en pasto seco y, como en pelea estelar, los espectadores abarrotan la arena. Se establecen las reglas del juego al grito “De a solos”, “Parados” y “ya chilló, ya déjalo”. Se descalifican los golpes bajos, picar los ojos o jalones de cabello y a veces hasta las patadas; la sanción va desde “no seas marrano” o “no sea joto, peleé bien” hasta la intervención inmediata del pópulo.

Hoy en día he visto que en pleitos callejeros la situación se sale de control y las peleas inclusive entre niños y jóvenes se van hasta las lesiones de seriedad y sin intervención podrían inclusive cobrar la vida de alguien ¿Qué ha cambiado?

Antes era un acuerdo de “caballeros” que una vez sanjado el asunto no había “mala sangre”. Ni hablar de peleas entre mujeres porque no era usual. Sólo los villanos peleaban sucio y el fin no justificaba los medios.

Sabemos que cuando la vida peligra no hay reglas y se debe usar lo que se tenga a disposición para defenderse. Pero ¿Desde cuándo un desacuerdo, descontento o riña casual se vuelve de vida o muerte? Para empezar no deberíamos pelear por ninguna circunstancia.

Si en el deporte, que se supone formativo y los atletas, modelos a seguir, vemos “trucos sucios” y que se hace todo por ganar. Si hoy en día la sociedad es egocéntrica hasta niveles nunca vistos ¿Cómo queda la escala de valores?

Los modelos a seguir han cambiado drásticamente. Los héroes de acción se han vuelto en el mejor de los casos “aniti-héroes”.

Estamos en un país donde los narcos son “role models”. En competencia ya no gana el que juega  mejor, gana el que logra doblar las reglas o romperlas sin que lo descubran. Tan baja es la seguridad en su propia habilidad y preparación que se recurre a las salidas fáciles y a las trampas para ganar.

Un ejemplo que muestra solo una pequeña parte de mi punto:

¿Qué sentiría Brent Primus al ganar por que los doctores detuvieron la pelea?

Mike Chandler lastimó su pié en un mal paso y perdió por completo el control de él. (Algunos dicen, entre ellos Primus, que fue a raíz de la patada que se ve antes. Si lo ven cuadro a cuadro se darán cuenta que pega en el muslo con la punta del empeine, lo que me parece muy débil para lograr ese efecto)

Primus no desaprovechó para empeorar la lesión y aún así fue derribado de un golpe por un oponente con una pierna útil.

¿Ganar lo es todo? Yo, como público, prefiero ver peleadores con integridad y que comprenden que su profesión no es lastimar con dolo; terminan su pelea cuando han demostrado superioridad física, táctica y técnica. Pero en el terreno profesional, mientras haya dinero de por medio, eso no se ve.

En el amateur todavía podemos ver vestigios de los valores marciales.

Yo también competí y me subí a un ring. Las lesiones estan al orden del día y pueden acabar con tu carrera. Que un contrincante capitalice una lesión y atente en contra de tu carrera me parece ruín y cobarde. Que un competidor actúe en el límite de las reglas y utilice técnicas riesgozas navegando con bandera de ignorante me parece sucio.

La pelea sucia siempre ha existido, pero los valores como el respeto, el honor y la dignidad, en la vida como en el deporte, nos dan espectáculos y lecciones inolvidables.

 

Estándar
Arte marcial tradicional, defensa personal, Deportes de combate

Las patadas se dirigen al oponente, no al cielo…

Cuando se es neófito en las artes marciales no hay nada más sorprendente que una patada alta. Patadas saltando y giratorias, el sello de Van Damme, un ícono de las artes marciales y de la elasticidad extrema.
Cuando era niño era muy inquieto, hoy día se me habría diagnosticado con hiperactividad seguramente. A partir del cine y las caricaturas me nació la pasión por las artes marciales y siempre que pasábamos por algún dojo imploraba por que me inscribieran a clases.
Mi padre es el macho mexicano centavero tradicional, por lo cual siempre encontraba un pretexto perfecto cada vez que le pedía incribirme a clases de arte marcial.
Mi madre a escondidas me inscribió a clases de Tang Soo Do en un centro comunitario y desde mi primera clase, aún siendo niño noté un gran obstáculo. Mi cadera lastimaba cada vez que realizaba una patada circular. Tenía buena elasticidad en split frontal y mi elasticidad en squash era menor, pero siempre la transcición entre una patada frontal y circular, ese pivote de cadera, me causaba un pinchazo de dolor. Curiosamente después de unos meses de práctica y al llegar mi primer exámen mi mamá no pudo costear la evaluación sin que mi padre se enterara y ahí terminó mi primer encuentro con las artes marciales.
Toda mi infancia y el inicio de mi adolescencia intenté imitar los movimientos de Bruce Lee, Jackie Chan, Jean Claude Van Damme, casi de cualquier artista marcial del cine. Golpeaba almohadas colgadas del tubo del ropero o en el pueblo de mis abuelos amarraba un saco de pastura (rastrojo) para las vacas y duraba horas golpeando y pateando (con un enorme picor en el cuerpo por el polvillo de la pastura).

Tenía 14 años cuando inicié formalmente en las artes marciales.
20 años después sé que mi físico, por más arduo que trabajé, no me dió para tener la elasticidad extrema que envidiaba. Puedo patear alto sin duda, pero siempre he cuestionado la ficción y el espectáculo de las patadas altas.
Entrenando Karate mi Sensei me dijo una vez, que a su vez, su Sensei le había dicho durante una exhibición en USA que las patadas se lanzan al oponente y no al cielo.
Estudié los dibujos del Bubishi y otros textos viejos y jamás vi una patada alta.
Ninguna kata tradicional que conozca usa patadas altas. En el arte marcial chino, por los elementos de acrobacia y las exhibiciones de habilidad física, siempre han existido.

Después de una larga introducción ¿Qué es más efectivo?
En mi experiencia como competidor de Kick Boxing y Full Contact siempre se han subestimado las patadas al cuerpo. En el Muay Thai las Low Kicks son fundamentales y en las MMA ya se usan las patadas bajas a la rodilla o inclusive stomps a los pies. Las patadas altas funcionan cuando son el factor sorpresa.
Desde mi punto de vista están bien para la competencia pero cuando enseño defensa personal siempre hago énfasis en las patadas bajas y el porqué no deben patear alto en una situación de calle. Las patadas altas son una herramienta valiosa y más vale tenerlas, pero no deben ser la primera opción.

Si estas en una situación de riesgo no debes dejar nada a la suerte. Si tu indumentaria no es adecuada, el piso es irregular o esta resbaladizo,estas en un espacio restringido, si hay más de un adversario; cualquiera de esos factores hacen que una patada alta sea la opción menos inteligente. Las patadas bajas por el contrario dan mayor estabilidad, velocidad y fuerza. Son compactas y se pueden usar desde una silla, con movimiento restringido o acostado y dirigidas a la zona genital o las rodillas son movimientos que definen una pelea en fracciones de segundo.

Las patadas altas son para la competencia, las patadas bajas para salvar la vida…

Estándar
Cine

Cartelera Mc Dojo’s: Las que no llegan a cines de México.

En esta ocasión vamos a presentar opciones de películas poco conocidas de estrellas de las artes marciales. Siempre selecciono películas que me parecen buenas más allá de la acción. Valen mucho la pena y más aún si te gustan las coreografías de artes marciales.

IN HELL
Esta si estuvo en cartelera pero en pocos cines y por periodos cortos de tiempo. Pasó desapercibida. El ya muy conocido Jean Claude Van Damme en una película en la que, aunque no lo crean, no hace patadas voladoras. Buena acción, narrada desde la perspectiva de un reo condenado a cadena perpetua.

InHell

SHA PO LANG 1 Y 2 (Duelo de Dragones)

Excelentes en muchos niveles. En la primera actúan Donnie Yen, Sammo Hung y Wu Jing. En la segunda Wu Jing y Tony Jaa. La primera tiene un toque Noir y las escenas de acción con Donnie Yen haciendo gala de sus habilidades de Wrestling se llevan las palmas. En la segunda sobra decir de las coreografías apareciendo en ella Tony Jaa ya bastante afamado gracias a Ong Bak. La trama toca el tema de la venta clandestina de órganos.
chk_jschl

Capture5

NEW POLICE STORY

Sin relación con la saga de cuatro películas “Police Story” que nunca llegó a américa. Jackie Chan en un papel muy distinto a sus hits cómicos de Hollywood. Un detective cuya carrera se derrumba y una banda de terroristas cometiendo crimenes por diversión.

92c5141e03d3c2e4eb1766aa9527f535-new-police-story-1468913035

Disfrútenlas.

Estándar
Arte marcial tradicional, defensa personal, Deportes de combate

El Futuro de las Artes Marciales

Siempre que leo sobre la historia y desarrollo de las artes marciales me sorprene la gran similitud que hay con todos los fenómenos políticos y sociales.

El racismo es buen ejemplo para aclarar mi idea.
Grandes y antiguas culturas el racismo era natural. Ser de otras características físicas como forma de los ojos o color de piel te convertía automáticamente en “exótico” o esclavo. Ser de otra región, tener otra lengua, te excluía de los derechos de los distintos reinos o gobiernos y generalmente no te convenía dejar tu lugar de origen.
Las artes marciales son también parte natural de las culturas. Las artes marciales modernas(siglo XX)han pasado por etapas similares al racismo. Todavía es, en algunas escuelas, Tabú hacer crosstraining, sin ningún fundamento sólido más allá de “primero aprende bien una cosa”, lo cual es muy gracioso porque el proceso de perfeccionamiento no termina y “aprender bien” es muy ambiguo.
Aunque Bruce Lee es el promotor más famoso del arte marcial libre (usaré este término para no confundir con las artes marciales mixtas, que hoy en día es un término que describe un deporte de combate), desde los inicios del arte marcial chino o japonés “alguien” debió decidir qué conjunto de técnicas o habilidades debían formar parte de cierto programa de adiestramiento. La historia nos dice que los movimientos provienen de la observación de la vida natural y el análisis de la anatomía humana y la acumulación de experiencia marcial. Y sin embargo somos nosotros quienes agrupamos y separamos.
La guerra se ha transformado y con ello la necesidad del adiestramiento en combate cuerpo a cuerpo se ha relegado aun segundo o tercer plano. En muchos países la práctica del arte marcial se limitó a conservación de la cultura e identidad nacional.
En el inicio del Karate moderno las Koryus de Japón se resistieron al arte marcial “campesino”. Los maestros pioneros adoptaron y enrriquecieron el Karate con el Jujutsu, el Kenjutsu y Kobudo. El Ne-Waza no era popular antaño porque con una armadura el piso es la muerte y así la tradición llegó a la edad moderna(Judo, Lucha, Buhurt).Otros estilos adoptaron técnicas de combate y entrenamiento de artes de Thailandia o China. Las artes de Japón, Corea y China (y otros tantos países),por la segunda guerra mundial, viajaron a las islas del pacífico como Hawai donde las condiciones de vida (racismo, discriminación, violencia, ocupación militar, pobreza, etc.)permitieron que el intercambio en la informalidad amalgamaran las artes marciales modernas. Allá tampoco fue popular el Ne-Waza porque las peleas no eran uno a uno o a mano limpia.
Lo que se enseñaba en los dojos en la década de los 70’s en USA tenía matices de toda asia y oceanía. Quienes creían aprender Karate, Judo o Jujutsu de Japón probablemente aprendían Kosho Ryu Kempo de Mitose. Los que creían aprender Kung Fu Shaolín aprendían un diluído Hung Gar de Ark Wong o una mezcla de artes provenientes de las islas filipinas o indonesia.
En Brazil se comenzó a popularizar el Jujitsu a mano de los Gracie quienes humillaban a aquellos que se ponían en su camino. Curiosamente los que se ponían “uno a uno, sin experiencia en lucha en el piso y sin armas” en su camino.

Hoy en día etiquetamos todo.
La UFC lo evidenció. Lo que la volvió popular fueron las etiquetas.
Discutir que combinación de estilos es la mejor para preparar a un peleador es infantil.
Si comparamos el Shotokan con el Shito-Ryu o el Chito-Ryu o el Wado o el Shindo Jinen Ryu las diferencias, siendo sinceros, son sutiles. Es como comparar cómo sujetan los niños el lápiz al escribir en un salón de clases actual.

Si comparamos el Limalama con el Kempo americano, o el Kempo chino, o el Kajukenbo, o el Krav Maga y si comparamos cualquier tipo de Silat, o el Muay Boran con el Prodal, o Cualquier estilo Chino. Si tomamos lo poco ortodoxo o moderno como el Keysi, llegaremos a lo mismo que nos reveló Bruce Lee. Todas son artes marciales para seres humanos con brazos y piernas.
En Hawai a muchos no les importaba lo que aprendían. Les importaba su aplicación.
Hoy en día, dependiendo de la necesidad, disponibilidad y gustos las personas seleccionan un estilo.
Probablemente al final lo que varía de escuela a escuela es irrelevante si vemos hacia el futuro.
La llegada de los sistemas de “pelea en el piso” transformó la enseñanza en todas las escuelas. Los sistemas de entrenamiento funcional estan transformándolas ahora mismo.
El futuro de las artes marciales está, a pesar de muchos entre ellos yo, en las competencias deportivas y profesionales y los sistemas híbridos de defensa personal.
Es más barato y viable saber usar un arma no letal en entornos urbanos y protocolos de precaución y alerta que aprender técnicas durante años y años. Al fin y al cabo la no violencia es la mejor solución. Morihei Ueshiba sabía que la última finalidad del arte marcial, la idealidad, es desaparecer.
El arte marcial formativo es una elección de pocos y para los que disfrutan del deporte de contacto, a la disciplina física o las competencias hay un mar de opciones.
Los Dojos tradicionales, que pertenecen al pasado, que hoy subsisten, que forman a tantos niños y jóvenes en el camino de la virtud se convertiran en escuelas de iniciación deportiva o serán solo patrimonio cultural.
Hoy en día todavía discutimos de estilos, maestros, exponentes, leyendas y legitimidad.
Yo seguiré con mi Blog intentando exponer que en el camino marcial no debe haber cabida para los atajos, la mentira, la corrupción, la charlatanería… sea cual sea su futuro.

Estándar
Buenos maestros, Malos maestros, Uncategorized

Bruce Lee ¿Real o fantasía?


Para que vean que no solo le tiro a Dux, Dante o a Ashida Kim, hoy, hablaré de Bruce Lee.


Todos lo conocen más por sus películas que por ser pionero de las artes marciales chinas en américa. Fue, al igual que muchos otros personajes polémicos de las artes marciales, criticado y atacado; sin duda era un bocón.


En otras ocasiones hablando de los charlatanes de las artes marciales he dicho “no firmes cheques con tu boca que tus puños no puedan pagar”. Bruce Lee firmaba muchos cheques con sus palabras y hasta donde se sabe ninguno rebotó. No me malinterpreten, no digo que Lee era todo poderoso. Me refiero a que abiertamente retó a toda la comunidad marcial de los estados unidos a desafiar su estilo y sus habilidades y no hay evidencia de que alguien le callara la boca. De hecho, de los rumores que existen sobre su pelea con Wong Jack Man, la única pelea que según se dice lo hizo dudar de sus propias creencias y habilidades, salió  bien librado y fue la que lo impulsó a vaciar su taza y empezar de cero.


El viejo Lee fundamentaba su estilo en Wing Chun y por ende no creía en la efectividad real de las patadas altas o posturas amplias. El nuevo Lee no se limitaba. Aprendio patadas de arte corenano, lucha olímpica y estilos antiguos, proyecciones y sumisiones de Judo; en fin, optó por una filosofía de tomar lo que era útil de donde podía y lo ponía a prueba cuando podía.


Pero Bruce Lee siempre fue muy vanidoso y me atrevo a decir que era obsesivo compulsivo. Su manera de entrenar lo llevaba al límite física y mentalmente y aún así nunca dejaba de estar en pose o aprovechar las cámaras. Todos sabemos de sus hazañas físicas y aunque muchos dicen que era un prodigio peleando hoy en día solo hay un video que se podría considerar evidencia.



Midamos a Lee con la misma bara que medimos a todos los personajes en este blog.


Su currículum no estaba inflado, si algo caracterizó a Bruce Lee fue que siempre ponía su habilidad sobre su linaje (Y eso que era alumno de Ip Man). No podríamos utilizar sus películas de evidencia porque son coreografías que, en el mejor de los casos solo nos dicen de su exelente condición física, elasticidad y velocidad; algo conocido por todos en el medio.


Los testimonios de otras personas o artistas marciales no entran en el juego porque en muchas ocasiones están comprados, coludidos, tienen intereses de por medio o inclusive tienen cola que les pisen y necesitan proteger para protegerse (Ej. Frank Dux en relación con Kim o Tabura).


Basemonos en los hechos. A muchos de los lectores de este blog no les parece que el sentido común sea suficiente asi que analizaremos lo más objetivamente posible el video.


En el video antes mostrado se capturó una exhibición. Diseñada para causar una impresión y poner en duda lo que en nuestro continente, más precisamente en USA, se sabía sobre artes marciales. Indudablemente se percibe maestría y control de Lee, lo más impactante quizás es cuando hace lagartijas sobre dos dedos (hay fotografías de el haciendolas sobre el pulgar solamente, pero al ser fotografías podrían ser elaboradas). Para lograr esto se requiere una fortaleza musculo-esquelética sorprendente, hasta las articulaciones, ligamentos, tendones, hasta la piel vaya. Pensar que Lee entrenaba el “finger jab” (mae-te nukite) me haría pensar que sin duda causaría un daño sustancial en los ojos de cualquiera. Haciendo trapping con un voluntario podemos notar que tiene muy buen balance. Lo de los ojos vendados es irrelevante dado que el tacto es mucho más confiable para reaccionar en este ejercicio de Wing Chun.


Hablemos de su velocidad. En el video pide a un voluntario intentar interceptar su mano. Si vemos el video cuadro a cuadro es perceptible la gran velocidad de Lee, pero no todo es maravilla. Su mano queda muy lejos del cuerpo del voluntario y recorta la distancia después del golpe, avanzando hacia el voluntario, para hacer sentir dominio de la distancia. Muy rápido si, pero si el golpe no llega ¿cual es el objeto? Indudablemente con el ojo desnudo o incluso con la velocidad real del video esto es imperceptible, lo cual cumplía su función en la exhibición.


El 9 inch punch y el 1 inch punch. Inténtenlo, es un empujón con todo el cuerpo. Desde siempre se ha sabido que en el Karate desarrollado en USA el golpeo es superficial dado a la práctica de la pelea por puntos. En el Karate tradicional se entrena la “persistencia” o penetración del golpe con ayuda del makiwara, inclusive en algunas escuelas de boxeo se implementan los “heavy punches” que son sencillamente golpes donde de transmite el peso corporal controlando la profundidad con el pie delantero. Si golpeas con la mayor velocidad posible y transmites todo tu peso el efecto es inevitable. Obviamente la potencia de Lee estaba muy por encima de su peso y estatura.


Lo verdaderamente bueno. El sparring. Pensemos que el voluntario fuera un palero. Aún así no cabe duda de la velocidad, precisión y control. De hecho, como siempre dio la impresión, Lee rebosaba confianza en su habilidad.


En conclusión Bruce Lee era un atleta inigualable en su era. Pensemos que muy pocos podían vivir de las artes marciales en la época y de ellos la mayoría invertían más tiempo en dar clases que en prepararse. Lee se dedicaba a sí mismo, sino 24/7, la mayor parte de su día… y noche. Hoy en día muy frecuente en peleadores profesionales; en la década de los 60’s y 70’s no tanto.


Rápido, fuerte, elástico, explosivo muy por encima de su talla y peso, sin duda.


¿El mejor artista marcial de la historia? No lo creo.


Aquí arde Troya. Para mí no era equilibrado y le faltaba mucha, pero mucha, humildad. Se cargaba demasiado a la pelea y la última etapa de su vida fue únicamente “mírenme”. Me atrevo a decir relegó las artes marciales. De hecho ya no se trataba de difundir el arte marcial chino, ni de ser aceptado como actor; era un frenesí de fama.


Un gran pensador y filósofo. Cambió la perspectiva con la que se estudiaban las artes marciales. Indudablemente ¿El Tao del Jeet Kune Do? Es como una canción de Nirvana: Las letras no tienen sentido o pueden tener todo el sentido que les encuentres. Puedes verle aplicacion en todo en la vida o solo para fines de combate. No descubrió el hilo negro, pero sí hizo un excelente compilado de artes marciales “for dummies”. Le recordó a la sociedad que para defender tu vida no hay reglas. Puso en perspectiva las posturas tradicionales y los métodos “arcáicos” de entrenamiento.


Intentó hacer una guía rápida para el combate. Hoy en día quienes leen su libro olvidan lo poco que hayan rescatado en días. La única forma de aprenderlo y aplicarlo es dedicar una vida a las artes marciales; como el también lo hizo. Pero con la diferencia de que un verdadero artista marcial entrena para proteger, no para retar o buscar pelea.


Pensar que las artes marciales son solo para pelear o matar es injusto. No quiero ser hipócrita, las artes marciales deben su nombre a Marte el dios de la guerra. Fueron pensadas para matar, ser superior en combate. Hoy en día tienen más aplicaciones y significado.


Las artes marciales son un estilo de vida. Un peleador llega a un punto en su vida donde su físico ya no da más y después se extingue. Un artista marcial solo crece y crece.


El mejor artista marcial no existe porque es un camino interminable de intentar la perfección. ¿Mejores artistas marciales que Lee? Cientos.


Las artes marciales salvan más vidas de las que alguna vez hayan quitado. Sin duda construyen mejores seres humanos día a día. La parte cultural y filosófica son fundamentales para la cultura universal. Si Bruce Lee viviera hoy en día seguiría siendo un referente. Seguiría siendo héroe de acción o sería un difusor de las artes marciales. Muy probablemente hubiera terminado como Steven Seagal.


Curiosamente Lee no se podría catalogar como un peleador porque no hay registros de sus peleas. Indudablemente es una leyenda y por ello podríamos conceder que gran parte de sus historia puede ser real. Apeguémonos a los hechos, al igual que Muhammad Alí representaba a una “raza” y para ser tomado en serio por la población estadounidense tenían que hacer mucho ruido. De ahí en más su habilidad para pelear siempre será un misterio. Hay mucha especulación con respecto a su efectividad si hubiera competido en MMA, pero pensando en su capacidad y su obsesión con el entrenamiento seguramente hubiera, si no llegar a campeón, dado un gran espectáculo.

Estándar